Estée Lauder fundó esta Compañía en 1946 con tan sólo 4 productos y con la inquebrantable convicción:
Que toda mujer puede ser hermosa. Ahora, 60 años más tarde, esa simple noción se ha transformado.
COMIENZOS
Josephine Esther Mentzer, Estée Lauder, nació y fue criada en Corona, Queens, por Rose,Esty. Siempre interesada en la belleza, tuvo como mentor a su tío, el químico John Schotz, y comenzó su negocio vendiendo productos para el cuidado de la piel a salones de belleza y hoteles.
SU PODER DE ALCANCE
Puede ser que el más importante legado de la Sra. Lauder haya sido su creencia, que para lograr una venta se tiene que alcanzar al cliente. Una buena parte de su tiempo la pasó aconsejando a sus clientes y enseñando a Consejeros de Belleza. “No llegué a la cima deseandolo ni esperandolo, sino trabajando,”
UNA GRAN LÍDER
El liderazgo de la Sra. Lauder inspiró a miles de personas. Recibió honores, los cuales incluyen la Medalla Presidencial de Libertad de los Estados Unidos y la legión de Honor de Francia. Sin embargo, los momentos más felices de la Sra. Lauder fueron al aconsejar a mujeres durante sus apariciones en tiendas. Una de sus frases favoritas era: “Teléfono, Telégrafo, Díselo a una Mujer,” pues estaba segura de que,una vez que una mujer probara un producto de Estée Lauder, lo amaría y lo compartiría con sus amigas.
BELLEZA ALCANZABLE
Al comenzar la compañía a anunciarse, la Sra. Lauder insistía en que sus imágenes representaran a la belleza tanto de forma inspiracional como de forma alcanzable. A través de los años, supermodelos de la talla de Karen Graham, Willow Bay, Paulina Porizko, Liya Kebede- y recientemente Elizabeth Hurley, Carolyn Murphy, Hillary Rhoda y Gwyneth Paltrow- han representado a Estée Lauder.
ELEGANCIA EN SU ESTILO
La Sra. Lauder también estuvo muy involucrada en el diseño de empaques de sus productos. Una de sus mayores contribuciones, fue la elección del color azul en la firma Estée Lauder, la cual aseguraba, podría combinar con la decoración de la mayoría de los baños y habitaciones.