• "Sólo un Lauder lo sabe"

    Para prevenir que espías copiaran las fórmulas de sus fragancias, Estée creó un elaborado sistema de codificación para probar las fragancias que era conocido solamente por ella, Joe y sus hijos.

    Los lotes de perfumes eran producidos con la fórmula al 95% y luego un miembro de la familia Lauder iba en persona a la fábrica antes de que la fragancia se enviara a las tiendas “para agregarle a la fórmula el ‘5% secreto’ – El ingrediente sin el cual la fragancia jamás estaría completa.” explicaba Estée. “El ingrediente final nunca es revelado a nuestros fabricantes ni proveedores, a nadie.” remarcaba. “Sólo un Lauder lo sabe”.

IR ARRIBA