• Mixologista

    Mientras que su padre era dueño de una ferretería donde Estée organizaba los escaparates, ella estaba más interesada en seguir los pasos de su tío John Schotz, un químico. Él le enseñó como limpiar su piel con aceites de jabones ásperos, y a mezclar raciones de su singular y versátil crema para la piel. "Era una crema con una preciosa textura aterciopelada; esta poción, que mágicamente perfumaba con un aroma dulce, hacía que el rostro luciera como una seda y borraba cualquier imperfección por la noche", recordaba Estée, y pronto la denominó Crema Multiuso Supernutritiva. Fue su primera noción de que algo tenía "el poder de crear belleza".

IR ARRIBA